lunes, 1 de noviembre de 2010

Una nueva etapa.

Así como antes del miércoles pasado no me cabían dudas sobre la marcha del Proyecto Nacional y Popular en cuanto a su desarrollo, sus avances y logros como proyecto de país inclusivo, solidario y fundamentalmente emancipador, tampoco dudo en afirmar que la perdida del Compañero Néstor Kirchner en tanto irreparable, viene a clausurar una etapa al tiempo que da paso a la siguiente.
Conciente de ese carácter irreparable, es que me permito afirmar esto último basándome no en las especulaciones de los buitres de turno que sueñan con una claudicación absurda e insultante, carente de fundamentos reales, sino en entender que la figura de Néstor como líder carismático indiscutido, y en consecuencia, pieza central en el armado político del Movimiento Nacional y Popular ya no está, y su ausencia obliga a un reacomodamiento.
Ahora, tan necesario es el reacomodamiento, como obvio es que la Presidenta Cristina Fernández es la única compañera capacitada, y es la única indiscutida referente para liderar el Movimiento Nacional y Popular en esta nueva etapa.
Dicho esto, se vuelve imprescindible la comprensión de dos aspectos centrales de cara a esta nueva etapa.
Aspectos que han tenido su fuerte correlato en el mensaje expresado por las masivas movilizaciones populares en todas las plazas del país durante los tres días de duelo nacional.
El primero, casi otra obviedad; y atado a lo que venía diciendo, tiene que ver con despejar dudas, por si hubiese alguna pretensión que pudiera tener algún dirigente trasnochado incapaz de leer el contenido del contundente mensaje del Pueblo.
Este no se limitó únicamente a despedir al Compañero Kirchner, sino que también expreso el masivo apoyo a la Compañera Cristina como natural heredera del liderazgo del movimiento y en la construcción del proyecto.
Dicho de otra forma por si a alguno le quedan dudas, el Pueblo está con Cristina, la ha ungido como su líder, y la va a bancar hasta las últimas consecuencias.
En cuanto al segundo, también señalado en las masivas concurrencias, tiene que ver con entender a la etapa que se abre como instancia superadora a la anterior, y consecuentemente con ello, interpretarla como una instancia de profundización del modelo.
En este sentido profundizar el modelo no es otra cosa que avanzar en políticas que apuntalen el proceso de redistribución más equitativa de la riqueza con el objetivo de caminar hacia una sociedad más igualitaria a nivel socio- económico, pero también en materia de derechos sociales y civiles, y en cuanto al reconocimiento y el compromiso irrenunciable con los derechos humanos.
Caminar hacia una sociedad más igualitaria también nos obliga a perseverar en cuanto al proceso de reparación histórica hacia nuestros Pueblos Originarios, así como proseguir fomentando los lazos a todo nivel con los países hermanos de América Latina en la construcción de la Patria Grande.
Caminar hacia una sociedad más igualitaria, en síntesis, no es otra cosa que seguir generando las políticas necesarias para continuar mejorando la calidad de vida del Pueblo.
De estos dos aspectos, entiendo, se empieza a tratar esta etapa en la cual no por fortuna, sino por aciertos de Néstor y Cristina, tendremos a la mejor conductora posible para desarrollarla con dignidad política y trabajo militante.


Compañero Ikal Samoa

1 comentario:

Unfor dijo...

Buenísimo. Y me gusto el final, recuperando la palabra "pueblo". Porque eso de "la gente" queda para los de enfrente, que se empeñan en asegurar que la interpretan, tanteando entre papelones y barbaridades.

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link