lunes, 1 de septiembre de 2014

Macri y las promesas sin sustento.



Leemos en Minutouno.com sobre la juntada de candidatos opositores más Daniel Scioli, que realiza en el día de la fecha, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).
En ese marco, Mauricio Macri, prometió que de ser presidente, tardará de “dos a tres años” en terminar con la inflación.
Como suele ocurrir con él susodicho y el resto de la oposición, nunca explican cómo harán para concretar sus promesas, y en este caso como en otros, las propuestas a desarrollar para concretar lo anunciado como objetivo, pueden tener una terrible potencialidad – recuérdese el modelo neoliberal con el cual se terminó con la hiperinflación, pero también con la industria; las paritarias; la salud; la educación; y el trabajo-.
De allí, el planteo que desde 2003 ha señalado el kirchnerismo sobre la necesidad de no pensar la economía a partir de preceptos monetaristas como las metas de inflación, y sin desconocer que no es lo mismo una inflación anual del 7% que una del 24%, abordar la problemática considerando el complejo entramado económico del país.
Para ello, necesariamente debe avanzarse con políticas que apunten, no sólo a desandar el libertinaje del mercado defendiendo a los consumidores – el proyecto de la nueva ley de abastecimiento va en este sentido-, sino también generando alternativas que ataquen la fuerte concentración y carterización; claves a la hora de entender quién fija los precios y como lo hace.
En el discurso de Macri como en el resto de los opositores, nada de todo esto se presenta.

viernes, 29 de agosto de 2014

Brigadas de Seguridad para los ferrocarriles.



En el día de ayer, el Ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, presentó las Brigadas de Seguridad que ya están prestando colaboración con los usuarios de la línea Sarmiento desde hace un mes; algo que se pretende hacer extensiva a los restantes ramales urbanos de FFCC.
En la presentación, Randazzo precisó sobre la primera experiencia: El resultado de los 30 días: Han intervenido en más de 50 eventos relacionados a la portación de armas, incidentes menores entre pasajeros, pungas, consumo de alcohol y drogas. En todos los casos interviene la fuerza de seguridad, en algunos casos la policía va arriba del tren, en otros casos está en la estación, así que son entregados a la policía para que actúe”, y agregó que también se han “asistido a pasajeros con capacidades diferentes y se ha intervenido para que “aquellos inadaptados no grafiten ni rompan las formaciones”. 
 “Para el Gobierno Nacional la seguridad del pasajero es una prioridad y era una demanda sostenida por los usuarios del transporte ferroviario”, explicó el Ministro respecto de la formación de las brigadas, y a su vez señalo que las mismas, se encargan del control del pago del boleto “a través de posnets muy modernos” que permiten leer cual fue la última vez que fue usada la tarjeta SUBE.
Trabajando en conjunto con la Policía Federal y la Gendarmería Nacional, el objetivo de los brigadistas – en la actualidad 20 agentes que componen cuatro brigadas-, es brindar asistencia a los pasajeros e intervenir ante el surgimiento de algún conflicto; algo que como bien expresara Randazzo, es una demanda histórica de los pasajeros de los FFCC.
Atender esta demanda, también representa una mejora en la calidad del servicio en este proceso de modernización y puesta en valor de los trenes.

jueves, 28 de agosto de 2014

No dieron el piné.



Ha pasado medio día del paro denominado “Nacional”, que llevan adelante los gremios opositores con la inestimable colaboración de los partidos de izquierda – claves para clausurar los accesos a la CABA vía piquetes en las primeras horas de la mañana- y de los medios opositores – garantes de la publicidad de la medida desde su mismísimo anuncio-, y el primer saldo que se presenta es negativo hacia sus aspiraciones.
Negativo porque a diferencia del paro próximo pasado, donde el transporte cesó sus actividades totalmente logrando así que no se trabaje en la CABA y el Gran Buenos Aires, en la jornada de hoy no ocurre lo mismo tras la no adhesión de la UTA; algo que se traduce en que funcionan los colectivos y los subterráneos, con excepción de la Línea B que manejan los partidos de izquierda.
Entonces, pese a que los piquetes y el paro de los maquinistas de trenes nucleados en La Fraternidad, consiguió impedir el acceso de una parte de los trabajadores a sus ámbitos laborales, la actividad se viene desarrollando con cierta normalidad en gran parte de las ramas de actividades.
En este sentido, no fueron suficientes los amedrentamientos verbales que en las horas previas realizaron los dirigentes sindicales – en especial hacia los choferes de colectivos-, ni tampoco la campaña de miedo que intentaron instalar los medios opositores que hicieron una fuerte apuesta a una jornada en la que de mínima, pretendían poder mostrar un país paralizado.
Muy por el contrario, si bien se ve menguado el movimiento, más en el área metropolitana que en el resto del país y fundamentalmente por el cese en la actividad bancaria, lo cierto es que hay actividad, y la misma incluye a bares; restaurantes; y  camiones y camionetas de carga y descarga – Barrionuevo y Moyano no estarían pudiendo lograr la legitimidad deseada siquiera para lograr que paren todo sus afiliados-.
Evidentemente, la legitimidad de la medida de fuerza no ha sido la suficiente, y el sueño expresado ayer por los referentes gremiales opositores y los jefes de los partidos de izquierda, sobre una supuesta masiva adhesión aun cuando estuviesen los colectivos circulando, ha quedado sólo en eso.

miércoles, 27 de agosto de 2014

Publicitando el paro opositor.



Desde que se conoció la decisión que tomaron algunos representantes de gremios del transporte en la búlgara Sofía, sobre llamar a un paro, ahora titulado “Nacional” – Considerando que no adhieren la mayoría de los gremios, entre los que se cuentan los que más afiliados tienen (UOM, Comercio, UPCN y UOCRA), el cartel le queda un tanto grande-, el entramado de medios opositores – el grupo Clarín; La Nación; Perfil; Infobae; el grupo América; y el grupo Prisa- ha salido a publicitarlo cual sección propia de sus espacios comunicacionales.
El coro discursivo con poquísimos matices, se viene enfocando en una apuesta: Que en la jornada de mañana cómo mínimo, no haya actividad laboral.
A ese fin, ejecutan un bombardeo que oscila entre la desinformación – entiéndase retaceando información cuando no, mintiendo- y la búsqueda por generar miedo en la sociedad, con titulares y editoriales catastróficos, que parten de afirmaciones irreales y condicionales sugestivos.
La tapa de Clarín de la fecha es un claro ejemplo de ello, por su característico condicional que apunta a generar incertidumbre cuando la resolución de la UTA fue contundente respecto de su no adhesión al paro, pero también por el collage donde se publicitan, desde la operación que intentó montar el pro que conduce a Boca Juniors hace años, a fin de sumar al fútbol a la protesta opositora, hasta los piquetes que anuncia la CTA blue para ya empezar hoy a generar un clima hostil; piquetes que en definitiva son una notable muestra de debilidad de quienes buscan impedir que los trabajadores puedan llegar a su lugar de trabajo porque han fracasado en su intento por legitimar la medida de fuerza.
Habrá que ver como transcurren lo que resta de la jornada y el día de mañana, pero lo cierto es que la apuesta para que no se trabaje mañana ha sido grande y desde distintos sectores que nada tienen que ver con los intereses de los trabajadores.

martes, 26 de agosto de 2014

Apoyos e indefiniciones de cara al paro opositor.



El paro opositor del día jueves, que vertiginosamente pasó de denominarse “de transporte” a “nacional”, viene con todos los condimentos, hasta los impensados.
Desde el reconocimiento que ayer realizara el líder de La Fraternidad, Omar Maturano, en cuanto a que el paro es porque quieren sumar 10 mil pesos más a sus sueldos de 20 mil, pasando por el disgusto de Hugo Moyano porque la UTA no ha definido aún su adhesión – el líder de Camioneros especuló hoy en declaraciones radiales: “Habrá que preguntarle a Roberto Fernández porque no se adhiere, son los compromisos que tienen con el Gobierno, los subsidios que le han prometido”-, hasta la defensa abierta de los sindicalistas opositores que en su página, realizó la unidad de lobby de los Fondos Buitres en el país, AmericanTask Force Argentina (ATFA).
Si a todo ello le sumamos que el propio Hugo Moyano incluyó hoy, buscando legitimar una medida de fuerza que tuvo siempre como reclamo base la suba del mínimo no imponible – algo que afecta a una minoría de trabajadores cuyos sueldos son los más altos y que en la práctica a la fecha, tiene una escala en la que a los trabajadores que ganan 15 mil pesos no les deduzcan 98-, al tema inseguridad – vale exponer sus dichos: “no sólo paramos por Ganancias, también por la inseguridad, y los que más están expuestos son los colectiveros, deberían tener en cuenta eso”-, la ensalada es completa.
Es que Moyano, intenta presionar para que no haya colectivos aun cuando la UTA no fuera a adherir, porque sabe que en impedir el transporte público, está la clave para garantizar que no haya actividad.
Es por ello que tampoco plantea disonancias mayores respecto de la utilización de piquetes que ya han anunciado desde los partidos de izquierda y la CTA blue del tándem De Genaro- Micheli; los otros que convocan al paro aprovechando la movida de la CGT opositora que les brinda el escenario.
El gran objetivo entonces, ante un paro que no tendrá acto central alguno porque como en el anterior, sus organizadores no están dispuestos a arriesgarse a que la movilización sea mínima, es garantizar que se pare; algo que de haber colectivos, no habrán logrado.
EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link