viernes, 5 de noviembre de 2010

Participación.

Durante toda la semana hemos visto y compartido sentidos homenajes a lo largo y ancho del país recordando y reconociendo con enorme afecto, al Compañero Néstor Kirchner y su fundamental vida política militante.
Hemos escuchado voces compañeras reflexionando sobre su obra política, sus aportes en el plano pragmático así como en el simbólico, sus aprendizajes en el camino militante desde su juventud en los años ´70, sus enseñanzas, y un sinfín de anécdotas que se han encargado de poner en su justo punto la calidad humana del Compañero dando por tierra con todo ese discurso demonizador de su figura que durante años intentó construir el arco opositor.
También hemos podido apreciar testimonios en radio y televisión sobre momentos puntuales de su vida como presidente, repasos sobre medidas políticas que han hecho historia, e inclusive sus propias palabras respecto de distintos temas aún antes de haber asumido la primera magistratura.
Todas esas manifestaciones de amor, respeto y compromiso para con la vida y obra de Néstor han tenido presente la figura de la Compañera Presidenta Cristina Fernández.
Y ello no sorprende no sólo porque han compartido una vida juntos, sino porque ambos se formaron como cuadros políticos y en este sentido Cristina, al igual que Néstor, viene trabajando incansablemente en la recuperación del país, y con ella en la revalorización de la política como herramienta transformadora de la realidad.
Dejando de lado cierto oportunismo de no pocos opositores – y en este concepto no sólo se enrolan quienes ocupan cargos ejecutivos o legislativos-, las manifestaciones desde el cariño y desde una forma de interpretar y hacer la política han dejado en claro que el pueblo como protagonista, tomando nuevamente un lugar que nunca debió perder, ha abrazado esa revalorización de la política.
Se ha permitido, quebrar el sentido común neoliberal implantado durante años que nos naturalizaba ese relato desvalorizador de la vida pública en su conjunto.
Y en contraposición, como instancia regeneradora de ideas fuerza; retomando banderas y valores históricos, pero entendiendo estos tiempos, ha venido recorriendo un camino participativo que recién ahora, a partir de este dolor inmenso, muchos se vieron forzados a reconocer.
No ha quedado un solo analista, un solo referente opositor que haya podido esquivar este punto, aún los miserables de siempre se vieron obligados a intentar elaborar un discurso distorsionador pero que no evidenciara tan grotescamente que su lectura cotidiana nos habla de una realidad que no existe.
Es indudable que la participación como instancia central e irremplazable de esta forma de hacer política, de nuestra forma, de la forma Nacional y Popular, es quizás la enseñanza mayor que uno puede tomar en estos días de homenajes a Néstor.
Homenajes que como dijera Cristina, él se los merecía.


Compañero Ikal Samoa

2 comentarios:

Hermanos Dios (Mayor) dijo...

Cien por ciento de acuerdo, Columna.

Ahí estaremos, entonces, recogiendo el guante.

Fuerte abrazo

Jóvenes Cacharienses dijo...

Eccole!.
Pensar que muchos piensan que no estaba en el jonca... y es verdad. Porque camina entre nosotros mientras mantengamos vivas sus banderas.

Felicitado, compañero Ikal.

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link