jueves, 9 de septiembre de 2010

Tomas y oportunismo.

A la orden del día con las suficientes excusas generadas para la ocasión y ya como una nefasta costumbre, la izquierda jurásica en su versión universitaria ha logrado introducirse por la ventana en el conflicto de los colegios secundarios de la capital.
Es que, con el único objetivo de intentar pegarle al Gobierno Nacional, la toma de facultades en las que éste sector es gestión en sus centros de estudiantes, viene en ascenso.
Así, el ingreso por la ventana inicial fue con la toma de la Facultad de Ciencias Sociales con el comprobado invento del vidrio caído, a la que posteriormente siguieron las de Filosofía y Letras y Arquitectura, Diseño y Urbanismo bajo pretexto de solidaridad con la primera.
En este punto cabe desmentir la supuesta toma de la Facultad de Ingeniería tan publicitada por la comunicación dominante en su búsqueda de escenificar una suerte de guerra barbárica.
Resulta ser que a las totalmente legítimas demandas de los estudiantes secundarios, los cuales saludablemente vienen cuantificando y cualificando su organización y sus prácticas políticas en pos de obtener las respuestas que urgen, se les vienen intentando colar las peticiones de un sector minoritario de la Universidad de Buenos Aires que a la luz de los acontecimientos históricos, resultan excusas inverosímiles a fin de intentar colocar en la misma bolsa del macrismo neoliberal al Proyecto Nacional y Popular.
Conociendo no sólo la Ley de Financiamiento Educativo regente desde la Presidencia de Néstor Kirchner, sino también el desarrollo en los tiempos estipulados de las obras del denominado edificio único de la Facultad de Ciencias Sociales – edificio ubicado en la calle Santiago del Estero que hoy en día alberga la carrera de trabajo social, y que con la finalización de las obras que se vienen efectuando cobijara también al resto de las carreras de esa casa de estudios-, es que uno puede desarticular la vil maniobra que lejos de buscar respuestas a las problemáticas estudiantiles apunta puramente a fustigar a crispar los ánimos sociales.
Y afirmo lo anterior remitiéndome a que por un lado, la Ley de Financiamiento Educativo ha incrementado en un 200 % el presupuesto de las universidades nacionales desde su prorrogación a la fecha, y vale recordar que dicho presupuesto es manejado con autonomía por las gobiernos universitarios, y por otro, las obras para el edificio que unifica toda la Facultad de Ciencias Sociales en una sede vienen realizándose en los plazos previstos según los tres pliegos correspondientes, y además debo recalcar que su finalización depende pura y exclusivamente del rectorado de la UBA.
Para ser más exactos sobre esto último, de los tres pliegos que conforman la totalidad de la obra, y considerando a cada pliego como una etapa de esta, el primero concluyo en tiempo y forma, el segundo esta en ejecución y tiene prevista su finalización en Enero de 2011, y el tercero se iniciaría el próximo año siempre y cuando las autoridades del co- gobierno universitario presenten la documentación que corresponde y hace tiempo debieron haber presentado para respaldar la construcción ante el Ministerio de Planificación Federal.
Todos estos datos irrefutables de la realidad dan por tierra con los artilugios que la izquierda gorila universitaria ha venido utilizando para imponer un discurso de barricada falaz que supone la igualación de políticas educativas entre el gobierno de la ciudad y el Gobierno encabezado por Cristina Fernández.
Máxime cuando a diferencia de la política macrista de recorte presupuestario de la educación pública, el Gobierno Popular ha incrementado el presupuesto en educación hasta llegar 6% del PBI en el corriente año de acuerdo a la ley de financiamiento existente, y viene elaborando una nueva ley para continuar el incremento en los próximos años; otra para reformular la educación superior en función de la construcción del Proyecto Nacional; y un proyecto de Asignación Universal Universitaria.
Antes las gravísimas inconsistencias entre el discurso de la izquierda paleolítica y los sucesos de la realidad, es que uno se ve obligado a marcar tanto las diferencias entre las problemáticas secundarias y universitarias, como el carácter oportunista de ese discurso y de sus portadores que colándose en el legítimo reclamo de los estudiantes secundarios, intentan generar un clima confrontativo que bien cuadra en su lógica política de acelerar las contradicciones o dicho en criollo: Cuanto peor, mejor.

Compañero Ikal Samoa

6 comentarios:

Unfor dijo...

Ya lo dice el viejo refrán:
"Si el Partido Obrero no existiera, lo inventaría la C.I.A."

musidora dijo...

genial artículo Ikal

mirá, a mi me comenta en el peleón este
http://multiplicarlasvoces.blogspot.com/

son la vanguardia dice
proyecto sur, quién más?

Gabriela Aguar dijo...

Lo que voy a reproducir a continuación es parte de una conversación referida a este tema con una estudiante de Sociología. Su nombre es Carla, a quien invité a leer este post del blog.
16:11Carla:
Mirá, mi opinión es que mucho de lo que se dice aquí es cierto, lo que pasa con el edificio único es q hace muuuuuchos años nos vienen diciendo q YA SE TERMINA y cada nuevo decano de sociales lo estira 2 o 3 añitos más. Lo del presupuesto parece ser cierto, pero mientras tanto, nosotros seguimos cursando sentados en el piso, en edificios q fueron ex fábricas u hospitales, donde hay columnas entre alumnos y profesores, sin microfonos para teóricos de 500 personas, sin sillas, sin mesas, sin luces, sin ventiladores, con ascensores q a veces andan a veces no. Entonces lo que se dice es lo mismo que lo que dice el tipo éste del gobierno de la ciudad, BULRICH que dice: todo junto no se puede, se hicieron muchas cosas pero justo en esos colegios no. A Sociales la dejan siempre para el final, pensá que no es joda que ahí se haga politica, que ahí la gente piense y lee a marx y es como siempre hay un poco y un poco. Pasa q como todo estaba realmente muy abandonado aunque el gobierno se ponga las pilas va a tardar y Sociales está bastante cansado de esperar... Gracias por la oportunidad de opinar.
No voy a opinar más acerca del tema porque al conversar con esta joven siento que nadie mejor que ellos para decir qué es lo que les pasa y lo que sienten. Lo único que voy a aclarar es que no pertenece a ningún partido político, está muy en desacuerdo con la izquierda dentro de la Facultad (que es quien manejó la asamblea que determinó la toma) a la que no duda en tildar de autoritaria y sí está en tratativas con un grupo de estudiantes que pretenden crear una fuerza independiente dentro de la Facultad. Gracias

Columna Norte dijo...

Gabriela en el artículo, el cual éscribo desde adentro dado que soy de sociales, detallo justamente ciertas responsabilidades que la izquierda jurásica suele olvidar, menospreciar, o hasta ocultar bajo la falacia de meter a todo el mundo (menos ellos) en la misma bolsa. En ese sentido claramente las responsabilidades son del rectorado, es decir del gobierno autónomo de la UBA. Pero las inconsistencias del discurso con respecto a la práctica inclusive llegan al extremo de tomar la facultad porque no están dadas las condiciones edilicias, mientras que si lo estarían para hacer fiestas como las realizan todos los sábados. En fin, contradicciones del oportunismo...

Columna Norte dijo...

Gabriela en el artículo, el cual éscribo desde adentro dado que soy de sociales, detallo justamente ciertas responsabilidades que la izquierda jurásica suele olvidar, menospreciar, o hasta ocultar bajo la falacia de meter a todo el mundo (menos ellos) en la misma bolsa. En ese sentido claramente las responsabilidades son del rectorado, es decir del gobierno autónomo de la UBA. Pero las inconsistencias del discurso con respecto a la práctica inclusive llegan al extremo de tomar la facultad porque no están dadas las condiciones edilicias, mientras que si lo estarían para hacer fiestas como las realizan todos los sábados. En fin, contradicciones del oportunismo...

Columna Norte dijo...

Gabriela en el artículo, el cual éscribo desde adentro dado que soy de sociales, detallo justamente ciertas responsabilidades que la izquierda jurásica suele olvidar, menospreciar, o hasta ocultar bajo la falacia de meter a todo el mundo (menos ellos) en la misma bolsa. En ese sentido claramente las responsabilidades son del rectorado, es decir del gobierno autónomo de la UBA. Pero las inconsistencias del discurso con respecto a la práctica inclusive llegan al extremo de tomar la facultad porque no están dadas las condiciones edilicias, mientras que si lo estarían para hacer fiestas como las realizan todos los sábados. En fin, contradicciones del oportunismo...

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link