lunes, 11 de octubre de 2010

La tradición elitista.

Hoy asistimos nuevamente al viejo recurso de la idealización de un pasado excluyente en cuanto a las mayorías, al pueblo, como argumento para criticar al Proyecto Nacional y Popular.
Es que Clarín por intermedio de Mario Vargas Llosa, el nuevo niño mimado de las corporaciones que tanto anhelan la restauración neoliberal, publica un rejunte de dichos que el escritor conservador vomitara en los últimos tiempos para descalificar a todos los procesos populares en Latinoamérica y entre ellos, el que vivimos en Argentina.
No es novedad los pensamientos liberales y como tales bien retrógrados del escritor, y de la misma forma tampoco lo es el aprovechamiento oportunista tanto de él, como del diario procesista para, mediante el uso de la irracional construcción de legitimidad que poseen los premios Nobel y a quienes se les otorgan, reaparecer en el escenario político con su ideario repugnantemente elitista.
Así nos vemos en la obligación de soportar toda esa perorata que muestra y elogia una construcción de la historia con las supuestas bondades sobre un país con cultura, desarrollo y modernidad allá por el triste centenario de la Patria.
Esa construcción de la historia que cuidadosamente se olvida de mencionar la pobreza y explotación que sufrían el 80% de la población para costear los lujos y la “modernidad” de la clase dominante.
Esa construcción que sirve como punto de partida de una tradición elitista que podemos encontrar en los diversos procesos históricos siempre en la vereda de enfrente de los movimientos populares, y que es la única responsable del desastre económico que sufriéramos en el 2001.
A los personajes como Vargas Llosa les molesta que el pueblo se organice y crezca cualitativamente, los incomoda que los pobres empiecen a acceder a ciertos lugares en la sociedad que otrora fueron exclusivos de los ricos.
Aborrecen las construcciones políticas populares porque son las únicas capaces de derribar el modelo político corporativo y así cambiar la ecuación económica, transformar la realidad, construir un país para todos como venimos construyendo desde el año 2003.


Compañero Ikal Samoa

2 comentarios:

Unfor dijo...

Esa construcción de la historia trata a sucesos y "próceres" con un halo de santidad y esconden las más abominables bajezas que acarrearon. Pero se dan el lujo de criticar airadamente a nuestros procesos populares esgrimiendo el peor de los desprecios como una verdadera cualidad.

Javier dijo...

A mi me sigue asombrando que usen extranjeros que no tiene la menor idea de nuestro pais para criticar a nuestro gobierno . Primero que todos sabemos que este tipo es un politivco de derecha , y que que haya ganado el nobel sera que escriobira bien , ni idea porque nunca lo lei ni me interesa hacerlo , pero no le da chapa de nada para hablar de corrupcion en nuestro pais , algo que por empezar ni idea puede tener el de eso mas alla de sus prejuicdios ideologicos . Me parece que con de 4º los diarios y que usen a estos esperopentos como opinadires profesionales , lo que demuestra es vuando desnudos estan de argumentos en contra de la democratizacion de medios que todo esperamos se rpofundice y avance fuertemente tal como dice Pablo Sirven en la Nacion , queremos muchos medios famelicos mal que le pese a la derecha que no tiene figura alguna parta oponer .

Un abrazo

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link