martes, 8 de junio de 2010

Un breve análisis de la pobre interna radical.

La interna bonaerense del domingo pasado reflotó la feroz disputa por la candidatura presidencial del radicalismo en 2011 que hasta ese día tenía como líder cómodo al Gran Traidor Argentino, Julio Cesar Cleto Cobos.
La victoria de Ricardo Alfonsín por un 58% de los votos contra el 42% de Eduardo Santín, delfín de Federico Storani, Leopoldo Moreau y el mismo Cobos, ha revitalizado la contienda posicionando como candidato fuerte al heredero del difunto ex presidente recordado, entre otras cosas, por el nefasto Plan Austral.
Pero el renacer de la cruda contienda radical por las presidenciales, evidentemente no es consecuencia de una concurrencia masiva en los comicios.
Por el contrario y muy lejos de ello, es bueno echar luz a la casi invisibilizada por los multimedios del establishment, pobrísima participación de la militancia radical bonaerense que se refleja en números contundentes.
Del de por si escueto padrón que ronda los 800.000 afiliados en la provincia mas poblada del país, tan solo el 15% - es decir alrededor de 120.000- participó en la contienda del domingo.
Estos modestísimos números no hacen mas que ensanchar los cuestionamientos no sólo la legitimidad con la que cuenta el heredero del Señor Obediencia Debida y Punto Final, sino también la del golpeado radicalismo en su conjunto en cuanto a sus pretensiones de validez y sus construcciones de sentido.
Pero los legítimos cuestionamientos sobre el grado de legitimidad con el que cuenta el partido centenario, indudablemente tienen sus raíces en otro lugar que escapa y antecede a esta interna.
La ausencia del debate de ideas y proyectos políticos, es ese lugar donde nacen las crisis de las pretensiones de validez, las construcciones de sentido radicales y su legitimidad social.
Este gran vacío en el debate expresa la incapacidad de pensar y discutir un proyecto de país que escape al pensamiento neoliberal el cual privilegia falsos grandes consensos que niegan el conflicto en detrimento de una idea que entiende a la política como una herramienta de transformación, y que en la práctica excluye a las mayorías a favor de una concentración económica.
Pero también la ausencia en el debate que mencionamos expresa la similitud, cuando no la igualación, en cuanto al pensamiento de todos los referentes del radicalismo lo cual observamos cada vez que alguno de ellos emite una opinión.
Obviamente esta igualación por carencia de proyectos superadores al neoliberalismo, se expresó en la antesala y la interna misma del día domingo por medio de discursos incapaces de presentar un mínimo lineamiento político, y de la utilización de prácticas nefastas, chicanas baratas y desde luego la ya clásica utilización de la figura del difunto ex presidente antes y durante el round electoral.
La degradación paulatina del radicalismo que ha tenido su correlato social en la última década, necesariamente surge a partir de una crisis de proyecto político que hoy en día sigue presente aun a pesar de la igualación por carencias entre sus referentes, y de cómo esta se exprese en las elecciones presidenciales del año próximo.


Compañero Ikal Samoa

1 comentario:

Unfor dijo...

Unión de
Cagones
Reaccionarios

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link