lunes, 13 de diciembre de 2010

El valor de la ciencia.

Hoy por la mañana, el Compañero Ministro de Ciencia y Tecnología Lino Barañao, encabezo la inauguración de la nueva sede del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) en la ciudad de La Plata.
Ubicada en la calle 8 número 1467 entre 62 y 63, la misma cuenta con un edificio de 1.400 Mts.² desde donde se coordinará el trabajo de los 23 institutos regionales de investigación del Conicet.
También, será sede administrativa para los 2.000 investigadores, becarios y técnicos que desarrollan su labor en esos centros, y contará con un área de vinculación tecnológica a través de la Fundación Innova-T; una oficina de comercio exterior; un departamento de arquitectura para el desarrollo de proyectos de infraestructura del Conicet en todo el país; y un sector de servicios centrales para compartir el uso de grandes equipamientos.
Además el edificio tendrá un auditorio para 120 personas que permitirá la realización de actos y encuentros científicos de nivel internacional. Finalizado el acto de lanzamiento de estas nuevas instalaciones, el ministro expresó a la agencia Telam que el hecho “es parte de la política de descentralizar tareas administrativas y permitir que los investigadores puedan realizar sus trámites de forma eficiente” y “contribuye a que cada provincia y cada localidad asuman la actividad científica como propia, y a que no piensen que es algo que les viene desde la Capital o que se les imponen políticas”.
“Nuestros lineamientos tienden a que cada municipio nos manifieste sus necesidades en materia de ciencia y tecnología, ya que el Gobierno atiende esas demandas” subrayó Barañao, para luego destacar la colaboración de la Universidad Nacional de La Plata con el Conicet y señalar que la conexión con las universidades es fundamental porque históricamente hubo una disociación”.
“Desde hace algunos años hay una integración efectiva en proyectos de investigación, compra de equipamientos y sedes agregó, y ello tiene estrecha relación con como los científicos están volviendo al país; “ya hay ya hay 800 repatriados” concluyó.
Efectivamente, la nueva sede del Conicet se enmarca dentro de una política que piensa a la ciencia como respuesta a necesidades socielas en ámbitos locales.
Una política que podría calificarse como revolucionaria en un país en el cual la comunidad científica fuera casi expulsada durante los 30 años del oscurantismo neoliberal, cuando no reconvertida en base a espurios intereses del todopoderoso mercado.
Una política que viene a clausurar esa nefasta etapa, y está resignificando el valor de la ciencia como herramienta para la construcción de un proyecto de país con desarrollo, inclusión y solidaridad.

Compañero Ikal Samoa

1 comentario:

Unfor dijo...

"ya hay 800 repatriados"

Se acuerdan de la famosa "fuga de cerebros" de los '90...

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link