martes, 5 de abril de 2011

El video de Clarín.

Viejo y conocido fue el truco utilizado ayer por el Monopolio Clarín para desacreditar la lucha sindical que vienen llevando adelante los delegados de la comisión interna del diario desde hace ocho años.
La presentación de un video en el cual se negocia en malos términos, como es lógico y esperable con los años de conflicto acuestas, masificado mediante las casi 300 repetidoras con un claro objetivo: demonizar a las victimas, viene a continuar con la serie de mentiras que pretenden consolidar una escena que legitime al alicaído multimedios.
Es que, la idea simple de intentar generar una escena que oculte el conflicto gremial ha sido, desde los hechos de público y notorio ocurridos el domingo 27 de marzo, la principal táctica del grupo empresario mediático, y por ello no es de extrañar que surjan todo tipo de tretas que intenten generar credibilidad social para una escena montada con dos líneas claras.
La primera es una victimización del victimario, pero para ella urge la segunda que es la demonización de la victima.
Clarín venía trabajando en la segunda línea, echándole culpas del conflicto al Gobierno Nacional argumentando su supuesta indefensión ante un supuesto nuevo ataque a la supuesta “libertad de prensa”, y también, apelando a la ya clásica construcción mediática que bastardea todo tipo de organización gremial de los trabajadores y desde luego a su cara más visible; en éste caso Moyano.
El nombre de Moyano, de quien durante años se ha encargado de desprestigiar diciendo cuanta barbaridad podía no por casualidad sino porque los dirigentes sindicales que defienden a los trabajadores y que construyen poder a favor de los sectores populares necesariamente son enemigos de las corporaciones vetustas que intentan sostener sus negocios y su capacidad de influencia en la realidad social, le venía al pelo.
Pues bien, con el video presentado ayer y comentado por uno de sus periodistas rastreros estrella, Edgardo Alfano, nos pretende convencer de cuan malos son los delegados echados en el año 2000 por defender los intereses de los trabajadores.
Pero lo que parece escapársele a los cráneos del Monopolio es que llamar extorsión a las expresiones que expone Luis Siri, uno de los delegados que la empresa tuviera que reincorporar por orden judicial hace un mes, parece cuanto menos creer en la ingenuidad de los espectadores.
Porque vamos, ¿En que términos pretenden hacernos creer que se negocia cuando hay un conflicto gremial? Es racional que la principal herramienta de negociación de una comisión interna ante la patronal sea la amenaza de una medida de fuerza gremial, así como también es lógico que de no cumplirse los requerimientos planteados la medida se haga efectiva.
Pero más racional aún - y paradójicamente es lo que más intenta resaltar Clarín como negativo – es que trabajadores que fueron perjudicados y bastardeados por una patronal ocho años estén solicitando un resarcimiento económico.
Mientras que la patronal nos intenta vender que el interés defendido por los delegados es individual reduciéndolo únicamente a la cuestión monetaria e intentando acusarlos de no defender a los trabajadores, no hace falta pensar mucho para entender que el daño que aquella supo causarles con saña es más que suficiente para solicitar un resarcimiento.
De hecho, todos los delegados están en su legítimo derecho de reclamar ante el fuero laboral por los daños y cualquier abogado laboralista conocedor de la materia podría decirnos cuan poco descabellados son los montos que se escuchan en la grabación si tomamos en cuanta todo el mal que Clarín les produjo.
Entonces, sin lugar a dudas si uno analiza y pone en contexto el contenido del video que nos quieren presentar como la verdad revelada que acreditaría cuán lindo y bueno es Clarín y cuán feos; sucios; y malos son los integrantes de la comisión interna porque tienen acuerdos de palabra con el gobierno – otra cosa resaltada por Alfano ante las imágenes del video, pero que el mismo Luis Siri había hecho público explicando que los acuerdos apuntan a que Clarín cumpla con las leyes laborales y los derechos de los trabajadores-; aparentemente extorsionan; y reclaman un resarcimiento económico que les corresponde, resulta una verdad de perogrullo afirmar que lo que se observa no escapa a la normalidad lógica y racional de cualquier discusión en los términos en los que está planteada.
Y de igual forma, resulta una verdad de perogrullo remarcar que el video no es otra cosa que un aporte más a la construcción mediática con la que Clarín pretende encubrir su continuidad en el incumplimiento de la legislación laboral vigente.



Compañero Ikal Samoa

2 comentarios:

Unfor dijo...

Todo bien, Ikal. Y en lineas generales, por supuesto que estoy de acuerdo. Peo la verdad, estoy bastante caliente con éste Siri.

Javier dijo...

Para mi es la despedida de Magnetto ,larga y lenta agonía del tipo

Un abrazo

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link