lunes, 2 de mayo de 2011

Sabotaje en el Sarmiento.

Hoy por la mañana, mientras me aprontaba para salir rumbo al trabajo como todos los días hábiles, me enteré vía C5N de los sucesos que estaban ocurriendo en las estaciones Haedo y Ramos Mejía – aún no se mencionaba nada sobre la Estación Ciudadela- del ramal Sarmiento de trenes.
Poderosamente mi atención fue llamada por como se habían suscitado los hechos luego de que un tren descarrilara a la altura de Flores interrumpiendo el servicio.
Sonaba extraño, por no decir armado, que en dos estaciones se estuviesen generando hechos de violencia que incluían quema de vagones y saqueos a boleterías.
Sonaba extraño por la coincidencia, pero además por el cortísimo lapso entre que inicio la interrupción del servicio, y comenzaron los lamentables incidentes casi en simultáneo en ambas estaciones.
Hasta ese momento, recuerdo, el medio no daba mayor información de lo que luego se confirmaría como un sabotaje que hizo al descarrilamiento de la formación cerca de la Estación Flores, y que ahora, con los destrozos y agresiones ya perpetrados, resulta un dato no menor a sumar a los anteriores.
Es que la confluencia de estos datos fehacientes, no deja dudas de que, como dijo el Compañero Jefe de Gabinete en declaraciones a Radio Continental, “no es una casualidad, es un tema que está armado”.
Aníbal Fernández lo explicó con la lógica que merece al plantear: “¿el trabajador, el hombre que se queja todos los días porque no puede viajar mejor, se ofusca y prende los trenes con aire acondicionado?”.
La respuesta indudablemente es no, porque sería irracional sostener que los usuarios pueden perpetrar un incendio con la rapidez que se perpetró en las formaciones que cuentan con las mejores comodidades.
Sería irracional porque los usuarios estarían actuando en contra de su interés de viajar en mejores condiciones, algo demandado en el Sarmiento por años.
Parafraseando al Compañero: “Se pierde la lógica cuando uno compra trenes de última generación y se lo queman porque se supone que están saliendo fuera de hora”.
Se pierde si no entendemos la inviabilidad de un comportamiento con las características que tuvo el de estos supuestos usuarios hoy.
“Es casualidad que cuando quemaron la última vez los trenes en Haedo se presentaba la película de Pino Solanas. Y es una casualidad que, en el día de hoy, que se presenta como candidato también quemen los trenes. Pero es una casualidad reflexionó irónicamente y con tan buen tino Aníbal, que para que expresar algo más.



Compañero Ikal Samoa

1 comentario:

Unfor dijo...

No deber asombrarnos. Sabemos que a partir del Indoamericano, éstas cosas van a ser moneda corriente, en un año eleccionario donde ya se saben muy de ante mano, perdidos.

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link