martes, 24 de mayo de 2011

El marketing de Ricardito.

El juego del marketing político, ese en el que tanto se suelen enfocar los miembros del establishment con deseos de incursionar en la democracia liberal, parece haber fascinado al candidato a la presidencia por el radicalismo, Ricardo Alfonsín.
Es que Ricardito no se anduvo con chiquitas, quizás conciente de que el terreno de la política profesional es su arena natural, definió contratar como asesor de imagen al consultor estadounidense David Axelrod, creador del producto Barack Obama senador primero, y presidente de Yanquilandia después.
Fiel al estilo neoliberal que abraza el radicalismo desde hace 20 años, el hijo de Raúl, se encomienda a la visión más rastreramente mercantilista de la política.
Esa visión que piensa a los ciudadanos como un mercado de consumidores y a los candidatos como productos a ofrecer.
Esa que niega la militancia; los proyectos; y las ideas, para endiosar el arte del parecer; para enaltecer la apariencia como un valor moral.
Seguramente conocedor de las limitaciones que lo mantuvieron, tanto fuera de los momentos relevantes de la vida política nacional como del circulo de referentes radicales nacionales y provinciales, hasta el deceso de su padre, o al menos, convencido por sus propios sobre sus enormes incapacidades y la necesidad de profundizar en el camino de los disfraces políticos, Ricardito se encomienda al dios mercado.
Aunque, viéndolo de otro modo, es plausible creer que no hubo convencimiento sino acatamiento, y no fueron sus propios en tanto íntimos sino las corporaciones que con tanto esmero viene defendiendo con acciones y omisiones.
De cualquier forma, de lo que no hay dudas es de su vocación por profundizar esa búsqueda de semejanza en la apariencia con su padre.
De ir mas allá del peinado; los bigotes; y los trajes de Raúl, convencido de que eso puede materializar su anhelo presidencial.
Ingenuidad, desesperación, brutalidad, y algunos otros adjetivos le caen como anillo al dedo…



Compañero Ikal Samoa

3 comentarios:

manuel el coronel dijo...

lo bueno compañero, y eso es que hay que reconocerselo, sabemos de antemano como terminaría su mandato!

Almita dijo...

Que triste este tipo...
¿Le habrán hecho precio? porque regalado es caro lo que le ofrecen.
Lo que, nos guste más o menos a los que no somos radicales, su padre pudo hacer sin tanta parafernalia ni estupidez.
Me hizo acordar un tema de Serú Girán, "José Mercado compra todo importado..."

Muy bueno tu posteo, y muy necesario en estos días. Mucha gente se pierde en la coyuntura, y mientras lo sustancial no aparece, todo lo contrario de tu posteo.
Abrazo

K-Explícito dijo...

Si el sueño de la razón produce monstruos, la ausencia de política produce idiotas mediáticos.
Parece, Raulito, querer repetir el enorme error de Macri extendido a todo el país, que había creído que los gobiernos se desgastaban solos naturalmente y que la alianza con Clarín era suficiente para emerger como el número puesto.
O sea, Macri es idiota y Alfonsín es peor, porque repite.
Los K destruyeron el espejismo de Clarín y esos sujetos quedaron en el sillón de maquillaje cuando las luces del estudio ya se están apagando.

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link