martes, 22 de marzo de 2011

Verdades de Chubut.

La contienda electoral del domingo en Chubut ya nos esgrime, independientemente de los resultados que termine validando la justicia electoral post recuento definitivo, tres consistentes verdades.
La primera, como continuidad de lo ocurrido en Catamarca, es la capacidad creciente y nuevamente demostrada de la Compañera Presidenta Cristina Fernández para trasladar sus votos a los candidatos que apoya.
Bastó que Cristina pisara la provincia patagónica poco más de una semana antes de la elección para consolidar una reñida pugna que otrora aseguraban como imposible desde el deteriorado Modelo Chubut y medios afines.
En este sentido los 20 puntos porcentuales de diferencia que Das Neves intento instalar como una realidad inamovible desde hace dos meses, se fueron erosionando tanto por lo antes dicho como por la visible impronta conmovedora que genera el Frente para la Victoria.
Esa impronta, creciente a partir de una militancia de base que produce hechos políticos concretos a nivel social, hechos que redundan en beneficios para el Pueblo y que invitan a participar, es precisamente una segunda verdad inequívoca que nos dejan las dos primeras fechas del calendario electoral.
En cuanto a la tercera que suena a casi una obviedad pero no por ello dejaremos de mencionarla, es la visualización de un nuevo fracaso del Neoliberalismo Federal con el consecuente ingreso en coma de la candidatura presidencial de Mario Das Neves.
Se cansaron, como dijimos antes, de aseverar que en Chubut iban a ganar por paliza, y ante los hechos es importante evidenciar la incapacidad nuevamente demostrada para leer el escenario político.
Se autoconvencieron de que en los votos obtenidos en la última elección a gobernador en 2007 eran puramente del Modelo Chubut perdiendo de vista la influencia del FpV justo en un momento en que Cristina obtuvo el 46% de los sufragios a nivel nacional.
De igual forma se autoconvenecieron y en especial Das Neves, de poseer, tras dos periodos de gobierno, un peso específico propio en el electorado, lo que se dice un piso superior al 40%.
La realidad demostró no sólo que tal piso no existe, sino también que sí en 2007 el Modelo Chubut alcanzó el 66 % de los votos, por lo menos la mitad fueron arrimados por el FpV.
Con estos números en la mano, la candidatura presidencial de Das Neves ha ingresado en el mundo de los sueños del cual difícilmente pueda salir.
Indudablemente estas tres verdades no hacen más que confirmar al FpV como el gran ganador de la elección del domingo habiendo logrado visualizar un crecimiento sustentable, pero también cristalizándose como la única alternativa viable en la provincia frente al desprestigiado Modelo Chubut.


Compañero Ikal Samoa

4 comentarios:

Unfor dijo...

"la única alternativa viable" en el país, por lo tanto, en las provincias.

Ricardo dijo...

Tanto Brizuela del Moral como Das Neves gozaban y gozan de una popularidad en sus provincias que, en otro momento político, le hubieran asegurado un triunfo cómodo.

Coincido con el post, compañero Ikal.

Le acerco este de otro respecto a votos blancos y anulados en este elección de Chubut:

http://hizocapote.blogspot.com/2011/03/votos-blancos-y-nulos-en-chubut.html

Saludos.

Niño Errante dijo...

Das Neves se baja, tampoco es taaaaaaan boludo. O al menos eso creo.
Cordialmente,
Yo.

Niño Errante dijo...

Das Neves se debería bajar, al menos que sea más boludo de lo que pienso.
Cordialmente,
Yo.

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link