martes, 31 de agosto de 2010

Libertad de prensa.

Lejos de forjarse como valor que abogue por el cumplimiento de las garantías pertinentes para la efectiva libre expresión de todos los sectores sociales, y así resguarde tanto la pluralidad y la circulación de la palabra como las herramientas que sustenten estos preceptos, el concepto libertad de prensa, ha sido apropiado por la corporación de medios hegemónica con el beneplácito de toda la clase dominante.
El usufructo en pos de defender y conformar una red de intereses político- económicos particulares y bien definidos, ocultado tras el velo del relato hegemónico configurado e impuesto como natural paradigma comunicacional a la sociedad, ha resultado central en la conformación del mapa de medios actual del país.
Pues la corporación mediática supo crearse y ramificarse con total impunidad, y a igual paso fue modelando y fortaleciendo ese paradigma protector de sus pretensiones de validez.
Así, paralelamente a la consolidación de su nefasto poder, generó la obligada versión tergiversada del concepto libertad de prensa, utilizado como slogan marketinero para imponer un consenso social de falsa pertenencia que sostiene y defiende sus intereses privados.
Esa versión mentirosa de la libertad de prensa construida como una verdad dogmática, incuestionable y autoritaria, ha sido funcional para negar la dependencia de los periodistas respecto de la línea editorial de cada medio, para rechazar derechos laborales adquiridos a los trabajadores de prensa, e inclusive para justificar delitos de lesa humanidad como en el caso Papel Prensa.
Pero esta versión, conjuntamente con su paradigma hoy empiezan a resquebrajarse a partir del cambio socio-político de un sector importante de la sociedad, y de un gobierno que ha sabido interpretarlo y potenciarlo en pos de construir un nuevo entramado de medios ligado a los intereses de los sectores populares y la sociedad toda.
El resquebrajamiento como producto de los meticulosos análisis que a partir de las grietas evidentes mostradas por ese paradigma de concentración mediática, se vienen sucediendo en un creciente contexto de pluralidad de voces, permite repensar no sólo el rol de los medios, sino también el concepto de libertad de prensa y como debe garantizársela.


Compañero Ikal Samoa

1 comentario:

Unfor dijo...

Se siguen cayendo caretas. Los defensores de la libertad de empresa, digo "de prensa", siervos de las corporaciones están espantados por la puerta que se abre. La de la COMPLICIDAD DE LOS SECTORES CIVILES CON LA DICTADURA.
Una lucha que hay que pelearla a muerte por la memoria de los 30.000 compañeros desaparecidos.

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link