martes, 6 de marzo de 2012

Sobre el paro docente.

Finalmente, llegó el día en el que los cinco gremios nacionales hacen efectivo un paro docente auspiciado como de carácter nacional, pero que en rigor afecta el no menor número de 18 jurisdicciones.
Al margen de poner sobre el tapete la consecuencia lógica primordial de una medida de fuerza de esta magnitud: Que millones de chicos a lo largo y ancho del país pierdan una jornada de clases – aquí vale recordar que en la Provincia de Buenos Aires serán dos-, se nos plantean las causas que llevaron a esta situación.
Resulta evidente, aún cuando desde distintos sectores de la oposición se lo intente negar, que las conducciones de los gremios docentes no definieron este paro tras ninguna expresión que haya tenido la Compañera Presidenta, Cristina Fernández, en su brillante alocución en el Congreso el jueves pasado.
El paro ya estaba definido, y si se me permite, era algo programado desde fines de enero, cuando los representantes gremiales ya habían arribado a la mesa de negociación de la paritaria nacional con una postura hermética e innegociable.
En esos momentos, la postura de llevar el básico que debe decirse es una parte del sueldo docente, a $ 3.100, ya era inamovible, y a esto sumaban sus quejas razonables en torno a la demora con la que el Ministro de Educación, Alberto Sileoni, había convocado a la paritaria nacional.
Ahora bien, considerando que la paritaria nacional sólo fija el salario mínimo, piso a partir del cual se negocia en cada jurisdicción, parece al menos injustificada la actitud gremial, máxime cuando en más de la mitad de las provincias el salario supera ese mínimo.
Si a ello sumamos, que ha sido éste gobierno el que ha recuperado las paritarias, y aquel que ha implementado una paritaria nacional para fijar el salario mínimo, a la falta de justificación podríamos agregarle la falta de racionalidad gremial.
Porque este tiempo no es aquel tiempo en el que los docentes eran maltratados en todos los aspectos por el gobierno de turno, y es gracias a la decisión política, que esos tiempos quedaron atrás.
Es gracias a la decisión política de Néstor primero y Cristina luego, que los docentes han sido reconocidos en todos los aspectos, y que su salario se ha valorizado notablemente del 2003 a la fecha.
Es gracias a la decisión política que la educación hoy cuenta con un presupuesto que supera el 6 % del PBI, y que eso se ha traducido en mejoras integrales en todos los niveles.
Pese a todo ello y lamentablemente, algunos referentes de los gremios docentes andan faltos de memoria, y al mismo tiempo, ávidos por generar una confrontación que es tan innecesaria como inconducente.
Innecesaria porque son sobrados los argumentos para sentarse a negociar en las paritarias provinciales, pues cada negociación salarial de 2003 a la fecha lo confirma.
Inconducente porque las provincias que aún no han llegado a un acuerdo – Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Entre Ríos-, difícilmente vean modificar su postura ante una medida de fuerza extrema.
De 2003 a la fecha, el salario docente se valorizó como nunca en los últimos 50 años, pero parece que para los representantes gremiales, eso siquiera llega a ser causal de un voto de confianza hacia la paritaria.



Compañero Ikal Samoa

3 comentarios:

Anónimo dijo...

pERO el comentario de Kristina fue un desastre, reconoce algo locoooooooo.

No hagan kirchnerismo bobo, como va a decir que los docentes son unos vagos y que quieren cobrar como reyes.

Daniel Mancuso dijo...

Algo escribí al respecto, en sintonía con esta excelente reflexión, abrazo

carlos dijo...

Anónimo de más arriba decime ¿A quien quieren engañar con este paro? al ciudadano de a pié (como yo) no lo engañan eh! tengan esto bien claro.
Los fines que uds, persiguen nada tienen de bueno ni para la educación ni para la Argentina.-

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link